1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://adolescentes.about.com/od/Salud/a/Pubertad-Retrasada.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Pubertad retrasada

Cómo saber si le está ocurriendo a tu hijo

Por

Pubertad retrasada
La pubertad es la primera fase de la adolescencia. En ese tiempo se producen los cambios que permitirán al cuerpo reproducirse sexualmente. Se llama pubertad tardía al hecho de que esos cambios comiencen a una edad posterior a la que se considera normal para la pubertad o que el proceso se extienda durante mayor tiempo que en la media de los adolescentes.

Esas edades consideradas normales para el proceso de la pubertad son entre los 8 y los 12 años en el caso de las niñas y entre los 9 y los 14 años para los niños. Aunque es muy importante saber que no se trata de categorías fíjas sino de edades aproximadas. Los antecedentes familiares, la alimentación y otras características ambientales pueden influir en la edad de aparición de la pubertad y que esta se produzca un poco después de esas edades y sea de todas formas normal.

Pero, en general, en las niñas cuando a los 12 años no ha habido desarrollo de las mamas o a los 15 no han tenido la menstruación y en los niños, cuando a los 14 años no ha comenzado el crecimiento testicular se considera que el adolescente o la adolescente pueden estar sufriendo una pubertad tardía. Además cuando han transcurrido más de 5 años desde que comenzó el proceso puberal, sea o no este tardío, y no ha finalizado, también se considera una pubertad retrasada.

Herencia familiar
En la mayoría de los casos, hasta el 95% de ellos, la pubertad tardía es una herencia familiar, es decir, se trata de genética. En estos casos los adolescentes comienzan a tener los cambios puberales más tarde que la mayoría de sus iguales pero cuando estos finalizan, aunque también sea más tarde que en el resto de los adolescentes, los chicos alcanzan la estatura y el desarrollo normal.

Alteraciones genéticas
En unos pocos casos la razón de que la pubertad empiece más tarde es que el adolescente o la adolescente sufre algún trastorno genético. Los más frecuentes, aunque bastante raros, son dos trastornos cromosómicos. En el caso de los chicos esa enfermedad se llama síndrome de Klinefelter. El sexo de los varones está determinado por el par de cromosomas 46 y este esta formado por un cromosoma X y un cromosoma Y. Los chicos que tienen el síndrome de Klinefelter han sufrido una alteración en el par 46 de sus cromosomas y en vez de tener un cromosoma X y un cromosoma Y, tienen dos X y uno Y. Esta enfermedad la padece menos de uno cada seiscientos hombres pero sus consecuencias son graves ya que además de la ausencia de pubertad la probabilidad de infertilidad es muy alta. Existe un tratamiento que debe ser aplicado de por vida pero reduce sus efectos.

En el caso de las alteraciones cromosómicas en las niñas, la enfermedad más frecuente se llama Síndrome de Turner, aunque es aún más rara que la anterior. El par de cromosomas que determinan el sexo femenino también es el 46 pero en este caso está formado por dos cromosomas X. Cuando una mujer padece el síndrome de Turner tiene un solo cromosoma X. Las alteraciones que provoca esta enfermedad, además del retraso o inexistencia de la pubertad, también son muy graves.

Otras enfermedades asociadas a la pubertad tardía
Algunos trastornos crónicos graves como la diabetes, las enfermedades renales, la fibrosis quística o el asma también provocan, algunas veces, la aparición tardía de la pubertad. Aunque se puede evitar en la inmensa mayoría de los adolescentes que padecen estas enfermedades, cuando estas están bien controladas.

Bajo peso
La desnutrición o incluso un bajo peso extremo también pueden procovar una pubertad tardía. Por eso no es raro que suceda en niñas o niños que padecen anorexia nerviosa. O incluso, sobre todo en el caso de las niñas, cuando practican un deporte de forma excesiva que las hace mantener un peso muy bajo. Esto es así porque sus organismos necesitan un mínimo de grasa para comenzar el proceso puberal.

Acudir al médico
Si los padres de una niña o un niño sospechan que su hijo puede tener una pubertad tardía deben consultarlo con su médico. Será este el que estudie los síntomas para determinar si efectivamente es así.

Existen tratamientos para acelerar la pubertad y deberá ser el médico el que determine si es necesario aplicar o no ese tratamiento en cada caso. Generalmente, lo que determina que se aplique en casos que no son graves desde el punto de vista fisiológico es la posibilidad de que el adolescente o la adolescente sufran trastornos psicológicos o psicosociales por causa de su tardío desarrollo sexual.

Foto © Libertinus Yomango (Wikimedia Commons)
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Adolescentes
  4. Salud del adolescente
  5. pubertad retrasada

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.