1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://adolescentes.about.com/od/Familia/a/Lo-Que-Debes-Saber-Si-Te-Est-As-Divorciando-Y-Tienes-Hijos-Adolescentes.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Lo que debes saber si te estás divorciando y tienes hijos adolescentes

Claves para hacer que la situación sea más fácil para ellos

Por

Lo que debes saber si te estás divorciando y tienes hijos adolescentes
El divorcio de los padres es una de las situaciónes más difíciles que puede vivir una familia. Todos se ven afectados por él. La pareja y los hijos tienen que pasar por la ruptura y después, aprender a vivir de otra manera distinta a como vivían antes.

El divorcio genera estrés en todos los miembros de la familia, tanto los padres como los hijos y obliga a enfrentarse a situaciones nuevas y desconocidas. Pero es muy diferente un divorcio cuando la pareja no tiene hijos a cuando existen niños o adolescentes en la familia. En este segundo caso, los padres, además de ocuparse de la propia separación deben atender que sus hijos sufran lo menos posible y pasen por esa situación de forma que no les marque excesivamente.

Para ello, y a pesar de que normalmente alguien que se está divorciando no está en las mejores condiciones posibles, deben ocuparse del bienestar de los hijos. Tampoco es lo mismo si los hijos son niños o si ya son adolescentes, en cada caso, los chicos necesitarán una atención diferente.

En el caso de las familias con hijos adolescentes, estos tendrán muchas preguntas que necesitarán respuesta y deben ser sus padres quienes se las den.

Qué se preguntan los adolescentes ante el divorcio de sus padres y qué deben explicarles estos
  • ¿Por qué? La primera pergunta que se hacen los chicos es por qué se separan sus padres. La respuesta a esa pergunta debe ser sincera y clara. Los padres no tienen que dar todo tipo de explicaciones a sus hijos pero estos sí deben conocer las razones por las que los padres han decidido divorciarse.
  • ¿Es culpa mía? La mayoría de los adolescentes se sienten más o menos culpables ante el divorcio de sus padres. Es muy importante que estos se encarguen de explicarles que el divorcio es solo entre la pareja y que los hijos no tienen ninguna responsabilidad en él y, por supuesto, ninguna culpa.
  • ¿Me abandonarán? Los chicos y chicas temen que sus padres, o uno de ellos, los abandonen tras el divorcio. Es importante que durante la etapa de transición ambos padres pasen tiempo con ellos para eliminar esas dudas.
  • ¿Cómo va a cambiar mi vida? Un divorcio introduce cambios profundos en la vida de la familia. Es conveniente que los padres expliquen pronto a sus hijos en qué van a consistir esos cambios. Si van a mudarse de ciudad, si tendrán que cambiar de escuela, si la economía familiar se va a ver efectada. Con tacto y cariño hay que hablar con ellos de todas esas cosas.
  • ¿Tengo que tomar partido? Muchos adolescentes se sienten inclinados a proteger más a uno de los padres, o dudan si deben tomar partido por la madre o el padre. Lo mejor para ellos es que sus padres no trasladen hasta ellos los problemas de la pareja y que hagan lo que sea para que sean las que sean las causas del divorcio, los hijos no se vean salpicados por ellas. De esa manera será mucho más fácil que el adolescente siga teniendo con su madre y su padre una relación similar a la que tenía antes del divorcio.

Situaciones frecuentes a las que hay que enfrentarse
Durante un divorcio y tras él los padres deberán enfrentarse a algunas situaciones nuevas.
  • Mantener el contacto. Lo más habitual es que los hijos se queden con uno de los padres y vean menos al otro. En esos casos hay que conseguir que el contacto con el progenitor que ya no vive en la casa se mantenga. Para ello son valiosísimas las nuevas formas de comunicación: celular, email, programas de chat o de contacto a través de la computadora…
  • Quién va a las celebraciones. Cuando tras el divorcio la pareja no mantiene buenas relaciones se producen una serie de acontecimientos que deben ser resueltos y uno de los más frecuentes es quién de los dos acude a los acontecimientos protagonizados por los hijos. En esos casos, lo ideal es que se decida con tiempo de antelación y se acuerde de forma amistosa entre los padres pero con la participación del adolescente.
  • Los chicos necesitan hablar de lo que está pasando. Un divorcio es una situación muy traumática para la mayoría de los adolescentes. Y necesitarán hablar de ello con un adulto que los escuche y aconseje. Los padres deben ocuparse de ayudarles a encontrar con quién hacerlo. Algún familiar o amigo de la familia con el que los chicos tengan una buena relación es la mejor opción pero también puede optarse por un terapeuta. Además muchas escuelas y comunidades tienen grupos de apoyo para chicos que están pasando por esa situación. Acudir a ellos puede ser muy beneficioso para los adolescentes. Los padres también puden aprovechar esta situación para que las relaciones de los adolescentes con sus hermanos y sus abuelos se afiancen en ese momento.

Foto © Danny Lyon
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Adolescentes
  4. La familia
  5. Adolescentes ante el divorcio de sus padres

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.