1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://adolescentes.about.com/od/Familia/a/Guia-Sencilla-Para-Entender-El-Comportamiento-De-Tu-Hijo-Adolescente.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Guía sencilla para entender el comportamiento de tu hijo adolescente

Algunas claves que te explican por qué actua así

Por

Guía sencilla para entender el comportamiento de tu hijo adolescente
La mayoría de los padres pasan por ello: llega un momento en el que ven a sus hijos adolescentes como marcianos. Esos chicos y chicas que hace nada eran sus niñitos ahora son unos jóvenes a los que no entienden. Hacen y dicen cosas que sus padres no comprenden, se portan mal, contestan, se enfadan, se contradicen, discuten… Y los padres se preguntan qué es lo que ha pasado, dónde se quedaron sus hijos.

La explicación es muy sencilla: llegó la adolescencia. Y sus hijos están ahí mismo, bajo esa capa de rebeldía y contradicciones que viven la mayoría de los chicos durante la primera parte de su adolescencia.

Para que todo ello no desestabilice demasiado a la familia es imprescindible que los padres sepan cómo tratar a sus hijos e hijas adolescentes. Que entiendan lo que les ocurre y por qué les ocurre esto.

Es bueno que esos padres sepan en qué consiste el proceso de la pubertad que al fin y al cabo es el que provoca todas las alteraciones, tanto las físicas como las emocionales.

Es conveniente que los padres recuerden también su propia adolescencia. Seguro que mucho de lo que viven con sus hijos les ocurrió a ellos también con sus padres. Recordar esa etapa en sus propias vidas les ayuda a relativizar y a entender y aceptar que se trata solo de un periodo en la vida de sus hijos, que la adolescencia pasa y que no todo es tan dramático como parece a veces.

Y es importante que los padres tengan las claves de por qué sus hijos hacen o dicen ciertas cosas.

Algunas explicaciones a su comportamiento
  • Se pone una ropa horrible. Es frecuente escuchar a los padres que se quejan de que de pronto sus hijos se visten de una manera que a ellos no les gusta nada. Que llevan los jeans por debajo del culo o que se ponen una falda muy corta, que se ocupan demasiado de la moda o que llevan el pelo desgreñado… Es importante que los padres sepan que los adolescentes utilizan la ropa para afianzar su sentimiento de identidad. Han comenzado a sentirse diferentes y necesitan que eso se aprecie desde el exterior. Y además ese sentirse diferentes, sobre todo en la primera adolescencia, lo manifiestan con un enfrentamiento con los adultos, sobre todo con sus padres. Y utilizan la ropa para eso. Sin que ellos sean plenamente conscientes de que es así, eligen una forma de vestirse que enfade o ponga nerviosos a los adultos. Los jeans por debajo del culo es el ejemplo perfecto. Cuando los padres consiguen entender esto, es mucho más probable que entiendan que es mejor dejar que sus hijos expresen su rebeldía de esa manera que de otras que podrían ser más peligrosas para ellos. La de la ropa que es una de las batallas más frecuentes entre padres e hijos adolescentes queda de esa manera desactivada. Y permite a los padres centrarse en aspectos de la vida de sus hijos que sí son realmente importantes.
  • Pasa mucho tiempo en el cuarto de baño. Chicos y chicas a los que había que obligar hace nada a tomar una ducha, de pronto se encierran durante interminables minutos en el baño. Toman duchas frecuentes y se preocupan en exceso de su higiene. La explicación a este fenómeno es que también ha llegado el momento del despertar sexual. Chicos y chicas han comenzado a ver su propio cuerpo de otra forma, en la que el componente fundamental es el sexual. Y al tiempo ven de la misma forma el cuerpo de los otros. Y en la mayoría de los casos comienzan los primeros escarceos amorosos o sexuales. De ahí la necesidad de estar solo y aislado, por una parte, y de ocuparse tanto por la higiene.
  • Se encierra durante horas en su habitación. Los adolescentes también comienzan entonces a necesitar intimidad. Algo que no ocurría cuando eran niños, ahora hace su aparición: la necesidad de un tiempo y un espacio privado. Y es bueno que lo tengan.
  • Su respuesta es casi siempre no y a veces, puede ser. Otra vez la rebeldía, unida a la necesidad de identificación propia al margen de la familia. Ese "no" puede reconvertirse muchas veces en sí cuando tenemos paciencia. Y el "puede ser" significa en la inmensa mayoría de las ocasiones que sí, pero a los adolescentes les cuesta mucho, por la misma razón, mostrarse de acuerdo con sus padres.
  • Pasa de la risa al enfado sin solución de continuidad. Esa es otra de las señas de identidad de la pubertad: la sucesión de emociones encontradas. En parte la responsable de ello es la revolución hormonal que viven sus organismos y también toda la carga emocional asociada a los cambios que están sufriendo. Casi nunca esos cambios continuos de humor quieren decir nada y si los padres lo toman de esa manera y no le dan importancia, no la tendrá.

Foto © Kevingoerner
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Adolescentes
  4. La familia
  5. Entender a los adolescentes

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.