1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://adolescentes.about.com/od/Familia/a/Dedica-Tiempo-A-Tu-Hijo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Dedica tiempo a tu hijo

La importancia de la cantidad y de la calidad

Por

También en a adolescencia tus hijos necesitan que les dediques tiempo
Steffen Gebhart

Los adolescentes necesitan que sus padres les dediquen tiempo suficiente, tanto en cantidad como en calidad. Hay veces que tendemos a pensar que cuando nuestros hijos abandonan la infancia ya no nos necesitan y eso es un error. Los adolescentes necesitan a sus padres tanto o más que los niños.
Sí es cierto que el tiempo que pasamos con nuestros adolescentes es menor porque ellos ya tienen otros intereses fuera de la familia que les ocupan una parte de sus vidas. Pero también es verdad que la adolescencia es una etapa muy compleja en la que nuestros hijos van a requerir que sus padres estén a su lado para guiarlos.
Si desde el principio de la adolescencia de nuestros hijos nos planteamos la necesidad de que parte de nuestro tiempo tiene que ser en exclusiva para ellos conseguiremos una relación mucho más estrecha.
La cantidad
¿Cuánto tiempo tengo que dedicarle a mi hijo adolescente? preguntan algunos padres. Y esa pregunta no tiene una única respuesta porque eso dependerá de nosotros, de nuestros hijos y del momento que ellos estén pasando.
Para empezar, la inmensa mayoría de los padres no tenemos todo el tiempo del mundo para cada uno de nuestros hijos. Pero eso no tiene por qué tener consecuencias negativas. Que los padres tengamos una vida plena con trabajo, relaciones y aficiones también es beneficioso para nuestros hijos.

 

Pero la falta de tiempo obliga a planificar muy bien y a buscar estrategias para compartir el tiempo.
Un tiempo para la familia
Una buena estrategia es marcar algunos momentos dedicados a que la familia esté junta. Mientras los hijos son más pequeños, a la mayoría de las familias les funciona muy bien que la cena sea la reunión familiar. Es casi el final del día y en ese momento se puede compartir con el resto de la familia cómo ha ido la jornada.
Incluso, con nuestros hijos adolescentes podemos establecer una costumbre para dedicarles a ellos más tiempo en exclusiva. Podemos convertir actividades cotidianas en ratos para estar juntos y uno de ellos puede ser la preparación de la comida.
Si cocinamos con nuestro hijo adolescente, si le acostumbramos a que nos ayude en esa tarea podemos aprovechar esos momentos para escucharle, para charlar sobre lo que ha ocurrido durante el día, para crearle afición por la cocina y para que se sienta útil para el resto de la familia.
Apuntarse a sus aficiones
Otra estrategia muy efectiva es compartir con nuestros adolescentes sus aficiones. Si nuestros hijos practican algún deporte o cualquier otra actividad podemos practicarla con ellos. Podemos convertirnos en pescadores, tenistas, bailarines o pintores aficionados. Compartir con ellos el tiempo, el esfuerzo y la satisfacción de esas ocupaciones nos acercará a nuestros hijos.
Pero también podemos ser sólo animadores. Es posible que nuestros hijos prefieran practicar esas actividades solos o con sus amigos y no con sus padres. Y nosotros deberemos respetar esa preferencia. En ese caso podemos ser los mejores animadores de las aficiones de nuestros hijos. Y acudir a sus partidos o a sus demostraciones a aplaudir sus esfuerzos.
El tiempo dedicado de esta forma a nuestros adolescentes es muy valioso porque esos suelen ser momentos felices y los adolescentes verán la importancia que sus vidas tienen para sus padres. Tiene además otras ventajas como que conoceremos a su grupo de amigos y también podremos establecer una relación con ellos.
Aprovechar momentos inesperados
Todas las madres y los padres sabemos que por mucho que planifiquemos las cosas siempre se producen situaciones inesperadas. Y eso también lo podemos aprovechar para dedicarles tiempo de calidad a nuestros hijos. ¿Cuántos padres no han escuchado a sus hijos adolescentes decir que se están aburriendo? Es una situación que se produce con frecuencia y que nosotros podemos convertir en algo especial.
Cuando oigamos decir a nuestros hijos que se aburren o que no saben qué hacer propongámosles hacer una actividad juntos. Puede ser algo tan sencillo como ir al cine, o incluso ver una película en casa, dar un paseo, ver un partido, visitar una exposición o hasta ir de tiendas. Tendremos que buscar algo que al adolescente le atraiga y aprovechar esos momentos para aumentar la complicidad y la conexión con ellos.
La calidad
Hay un aspecto del tiempo que les dedicamos a nuestros hijos que es fundamental, debe ser un tiempo de calidad. Por muchas horas que pasemos con ellos si el tiempo que compartimos no está de verdad dedicado a ellos, no va a ser muy efectivo para la relación.
La calidad en ese tiempo la conseguiremos si lo dedicamos a escuchar a nuestros adolescentes, si les permitimos hablar libremente de cómo están, qué sienten o qué problemas tienen. Eso no quiere decir que debamos estar de acuerdo con ellos en todo, tampoco quiere decir que debamos darles la razón siempre.
Tenemos que ser sus guías, decirles cómo vemos las cosas nosotros y explicarles claramente si creemos que se están confundiendo en algo. Pero deberíamos evitar ser dictatoriales, en vez de imponerles nuestro criterio es mucho más efectivo conseguir que ellos mismos vean la importancia de nuestro razonamiento.
También es importante para que el adolescente se vea valorado por sus padres que esas conversaciones no sean siempre unidireccionales. Es muy importante que nuestro hijo nos cuente cómo se siente pero también es importante que nosotros le contemos a él cómo estamos, que les hablemos de nuestra vida, de nuestro trabajo y de aquellas cosas importantes que nos preocupan, aunque procurando siempre no abrumarles con asuntos que son de nuestra responsabilidad.
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Adolescentes
  4. La familia
  5. Dedica tiempo a tu hijo

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.